"El que no se provea de alas para volar hasta allí, espere tener noticias de aquel canto como si las preguntase a un mudo". 
Dante Alighieri.

Calcado de ligaduras y uniones entre notas de las partituras de La Pasión según San Mateo de J.S.Bach. 
19 folios de 45 gramos plegados en tercios. Largo total: 600 cm. Ancho: 60 cm. 



Elevar el volumen
Video HD en loop, 02:19
Audio: Aria de la Pasión según San Mateo de J.S.Bach.


Espectro de frecuencia del sonido emitido por una chicharra. 
Grampas, esmalte, passpartout, vidrio y marco.
21 x 76 cm.




Registro de escritura musical (en proceso).
Audio: grabación de una secuencia basada en la traducción vocal del sonido de las chicharras.  
 




27 fotografías. 1 órgano. (en proceso)

Medida total: 230 cm x 150 cm.




64 azulejos esmaltados azules divididos en dos niveles. 
Estructura de hierro.
Altura: 75 cm. Largo: 225 cm. Ancho: 30 cm. 
 



Láminas de plomo y bronce. 
Passpartout, marco dorado a la hoja y vidrio. 
19 x 32 cm



Tinta china, papel de 90 gramos, 
passpartout, marco de madera natural y vidrio. 
32 x 38 cm.


Boceto de instrumentos musicales (en proceso) .
110 x 40 cm. 



Disco musical de metal codificado con perforaciones y su sombra.
(en proceso)


Noli me tangere (en proceso)
Boceto de tríptico articulado.
Medidas: 52 cm x 25 cm. 


Sí bemol / La  / Do / Sí natural  (en proceso)
Papel Canson 90 gr, acrílico, madera, vinilo.
150 cm x 150 cm


ENSAYO TEMPORAL

Por Celina Marco

La música es impensable por fuera del tiempo. El tiempo podría ser impensable por fuera de la historia, pero cuando hablamos de la música puede ser posible pensarlo desvinculado de construcciones históricas hegemónicas e interesado por situaciones fluctuantes.
El camino que las obras de Cecilia van andando comienza en esta objetualidad necesaria para la existencia de la música pero atraviesa una progresiva y necesaria desmaterialización.
Las primeras piezas son táctiles, mecánicas, objetuales, tienen peso. Revelan la mecanicidad inherentes a ellas. Esta cualidad se va perdiendo, progresivamente, cuando se revela que el disco de fonógrafo suspendido podría ser la proyección de una cúpula ó los azulejos, las teclas de un instrumento posible.
Las relaciones ocultas y duales que Cecilia Lutufyan ve en estos object trouvé ancla sus referencias a la Edad Media, las ansias de transcendencia espiritual y la dualidad que esto comportaba en el pensamiento.
El color azul y dorado, bóvedas, trípticos, mediaban el mundo formado por un plano terrenal y el firmamento celestial.
La música enlazaba todos estos elementos como un hilo invisible. Según Gombrich, los artistas del medioevo fueron los primeros aprendieron a expresar lo que sentían por fuera de cualquier idealización o arquetipo, entonces es imposible pensar la música por fuera de este sentimiento y como una manifestación de lo sobrenatural.
En las obras de Cecilia Lutufyan la música sigue un proceso deconstructivo. Se desviste de su lenguaje y ejecución humana. Sus códigos se van simplificando y en esa simplificación se re-crean. Se busca llegar hacia su sobrenaturalidad, esto implica la imposibilidad de tocarla. En este camino aparece una escena de Noli me tangere.
Esta imposibilidad termina en la reencarnación musical en los cuerpos vacíos de chicharras.
El contrapunto de este video es el del sonido que podría pertenecerle, el de la primera obra de la exposición. El sonido de las chicharras que es un también un contrapunto en su composición. El sonido de la naturaleza es una música sin tiempo, es un presente continuo.
Volviendo de la música hacia la temporalidad, hoy solo queda el presente como posibilidad existencial. Algunos lo llaman hipertemporalidad. Boris Groys menciona "La Edad Media se preocupaba por la eternidad...Nuestra época está interesada fundamentalmente en sí misma..."¿Como poder pensar la música en este momento?. Las obras de Cecilia Lutufyan piensan otras músicas posibles.